San Valentín por el mundo

El amor es el sentimiento central de nuestras vidas y el más supremo. Cultivarlo es tan importante como sentirlo. Más allá del amor romántico y de la ocasión que se escoja, practicarlo es sin duda lo que más felices nos hace.

 

El día de San Valentín en Japón se llama Tanabata 七夕

Dia de San Valentin

Tanabata o Festividad de las estrellas es una festividad japonesa derivada de la tradición china Qi xi. La fiesta celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair). La Vía láctea, un río hecho de estrellas que cruza el cielo, separa a estos amantes, y sólo se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario lunisolar. Ya que las estrellas sólo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.

El Japón hoy en día suele celebrar este día escribiendo deseos, algunas veces en forma de poemas, en pequeñas tiras de papel o tanzaku y colgándolos de las ramas de árboles de bambú, a veces junto con otras decoraciones. El bambú y las decoraciones a menudo se colocan a flote sobre un río o se queman tras el festival, sobre la medianoche o al día siguiente.

Fuente: wikipedia

 

El día de San Valentín en Malasia se llama Chap Goh Meh

dia de san valentin

En Malasia, la fiesta dedicada al amor y el romanticismo se llama Chap Goh Meh y tiene lugar el último día de las celebraciones de Año Nuevo. Gusta especialmente a los jóvenes solteros quienes se visten con sus mejores galas y, al anochecer, se dirigen a las orillas de los lagos y los estanques cargados de mandarinas. Una vez allí, escriben en ellas sus nombres y sus números de teléfono y las lanzan al agua con la esperanza de que les ayuden a encontrar pareja. Otras personas prefieren enterrarlas en la tierra, un gesto que utilizan tradicionalmente para simbolizar sus deseos de contraer matrimonio. Para iluminar la noche y sus corazones, encienden farolillos de papel en los que han apuntado sus deseos más secretos. Algunos, en forma de cometa, son lanzados al aire y vuelan por el cielo hasta que se pierden junto a las estrellas. 

Fuente: Algo que celebrar - Lola Mayenco

 

El día de San Valentín en Catalunya se llama Sant Jordi

dia de san valentin

La leyenda explica que hace mucho tiempo, en Montblanc (Tarragona) un feroz dragón capaz de envenenar el aire y matar con su aliento, tenía atemorizados a los habitantes de la ciudad. Los habitantes, asustados y cansados de sus estragos y fechorías, decidieron calmarle dándole de comer a una persona al día que se elegiría por sorteo. Después de varios días, la mala suerte le tocó a la princesa. Cuando la princesa abandonaba su hogar y se dirigía hacia el dragón, un caballero llamado Sant Jordi, con brillante armadura y caballo blanco, apareció de repente para ir a su rescate. Sant Jordi alzó su espada y atravesó al dragón, liberando por fin a la princesa y a los ciudadanos.

De la sangre del dragón brotó un rosal con las rosas más rojas que jamás se habían visto. Sant Jordi, triunfante, arrancó una rosa y se la ofreció a la princesa.

Fuente: Casa Batlló

El origen histórico del día de San Valentín

Pero el origen de la historia del personaje de Valentín se sitúa en la Roma del siglo III, cuando el cristianismo comenzaba a extenderse. En esos momentos gobernaba el emperador Claudio II el Gótico, que promulgó una ley por la cual prohibía casarse a los jóvenes para que pudieran alistarse en el ejército. Al no estar de acuerdo con dicha ley, un joven sacerdote llamado Valentín decidió desafiar la prohibición del emperador y empezó a celebrar matrimonios en secreto entre jóvenes enamorados, además de lograr que muchos se convirtieran al cristianismo y asistir a los presos antes de ser torturados y ejecutados.

Tras ser descubierto, Valentín fue arrestado y confinado en una mazmorra, donde el oficial encargado de su custodia le retó a devolverle la vista a su hija Julia que había nacido ciega. El joven sacerdote aceptó el reto y en nombre de Dios devolvió la vista a la joven, con lo cual logró que el oficial y toda su familia se convirtieran al cristianismo. A pesar del milagro, Valentín siguió preso, y el 14 de febrero del año 269 fue lapidado y decapitado. La leyenda cuenta que Valentín, enamorado de Julia, envió una nota de despedida a la muchacha en la que firmaba: "De tu Valentín", de ahí la expresión anglosajona con la que se firman las cartas de amor: "From your Valentine". Julia, agradecida, plantó un almendro que dio hermosas flores rosadas junto a la tumba de su amado, de ahí el simbolismo de este árbol para expresar el amor y la amistad duraderos. 

Fuente: National Geographic

dia de san valentin

Siglos después Valentín fue elevado a los altares, y en el año 494 el papa Gelasio I declaró el 14 de febrero, el día de su martirio, como el día de San Valentin. Enterrado a las afueras de Roma, en la vía Flaminia –un lugar que sería más tarde conocido como Puerta de San Valentín–, su tumba se convirtió en lugar de peregrinaje durante la Edad Media. 

En España fue Pepín Fernández, el dueño de las míticas Galerías Preciados, el primero en apoyar la idea de importar la celebración de San Valentín desde el mundo anglosajón.

 Fuente: National Geographic

Descubre la colección dedicada al día de San Valentín

dia de San valentin
 
dia de san valentin