Anthurium rosado en kokedama, una planta purificadora y fácil de cuidar

Anthurium en kokedama

€48

ENTREGA INCLUIDA

El kokedama 鷵雓 es una antigua técnica japonesa que pretende crear una maceta natural a partir de musgo. Proponemos aplicar esta técnica al anthurium rosado.

Los anthuriums rosados son plantas purificadoras, fáciles de cuidar y de belleza tropical

 

Tiempo de preparación y entrega: podrás escoger una fecha de entrega una vez avances con la compra.

Presentación: recibirás tu kokedama en la bolsa que se muestra en las fotos. Todo nuestro packaging es plasticfree, reciclable e impreso con tintas de base vegetal. Puedes añadir la base cerámica si así lo deseas.

Colores: los colores en las flores, son a veces relativos. Su intensidad y color exacto dependen de elementos ambientales como el calor o lo avanzado que esté su cultivo. Es la magia de trabajar con elementos vivos. 

 

Cuidados del anthurium

Nivel: Beginner. Fácil, perfecto para principiantes.

Luz: abundante. Su ubicación ideal será en el lugar más luminoso de la casa pero sin estar expuesta a la exposición directa al sol. El sol directo puede quemarle las hojas, pero si no cuenta con las suficientes horas de luz no dará muchas flores.

Riego: moderado aunque le gusta la humedad. En nuestra lista de cómo cuidar un anthurium el riego es, sin duda, la tarea que más tendremos que vigilar. Y es que, aunque sea una planta tropical, no tolera el exceso de agua en sus raíces ni demanda humedad constante en el sustrato.

La pauta ideal es de un riego a la semana durante el invierno. Una cantidad que se incrementará en los meses de calor, en los que regaremos entre dos y tres veces a la semana.  

Saber que es de origen selvático nos da una pista importante en cómo cuidar un anthurium. Es una planta que demanda gran humedad en el ambiente para mantener sanas sus hojas. Una razón de peso para pulverizarlas con agua no calcárea, y siempre evitando que se empapen.

Tanto si vivimos en un clima seco como durante los meses de invierno, no está de más darle de manera constante esa humedad que precisa. Te aconsejamos pulverizar sus hojas así como la bola de musgo con cierta regularidad.

Pet friendly: No. Es toxica en gatos y perros. 

 

Cuidados del kokedama

Debes cuidar tu planta igual que si estuviera en una maceta, excepto en el riego. Aquí puedes encontrar los pasos para regar tu kokedama:

1. Sumerge la bola de musgo en un bol con agua hasta cubrirla toda.
2. La bola tan sólo deberá que estar sumergida unos segundos, verás como le salen burbujas de dentro del musgo. Esa es la señal de que es suficiente.
3. Ahora tan sólo debes dejarla escurrir.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

LO ÚLTIMO QUE HAS VISTO...